Los jesuitas

La misiónCelebramos 200 años de la reconstitución de la Compañía de Jesús.

¿Qué es un jesuita? Un hombre que sabe lo que quiere y hace lo que quiere. Parecerá pretenciosa esta afirmación, arrogante, propia de un soberbio. Lo digo en otro sentido.

Los ejercicios espirituales de San Ignacio, la fábrica de jesuitas, los ha capacitado para descubrir lo que Dios quiere de ellos, al liberarlos de sus  pecados, de los miedos que hacen que las personas tomen malas decisiones, y los ha llenado de coraje para lanzarse con todo a compartir la misión de Jesús.

San Ignacio llegó a la conclusión de que el hombre alcanza su plenitud cuando quiere lo que Dios quiere de él, y lo hace. El problema es que normalmente no sabemos lo que queremos sino que nos hallamos perdidos en un bosque de deseos diversos. Podemos desear una infinidad de cosas distintas sin renunciar a ninguna de ellas. Deseamos desordenadamente. Así no atinamos con la felicidad sino que vamos por la vida desparramando. Así no hacemos la voluntad de Dios que nos lleva a la felicidad.

Los jesuitas, por su parte, alcanzamos la felicidad cuando Cristo logra ponernos en orden, nos rehace por dentro y nos hace partícipes de su misma misión, compañeros que se entregan sin respiro a la causa del Reino.

Comments are closed.