Compartir con todos

Explicación de la virtud

En tiempos de Jesús era muy irritante que las autoridades religiosas hicieran grupo aparte y comieran entre ellas. Los fariseos se sentían superiores, menospreciaban a los que no cumplían los preceptos de la Ley y marcaban esta diferencia excluyendo de sus comidas a los que consideraban pecadores.
Jesús, que aceptaba todo tipo de invitaciones a comer, de buenos y malos, de ricos y pobres, exasperaba a su vez a los expertos en la religión judía. De esta manera daba a entender que Dios no hace diferencia de personas y que su Reino habría de ser como un banquete en el que nadie quedara fuera.
En Mateo se nos relata uno de los conflictos de Jesús por esta razón.

Lectura: Mt 2, 13-17

Jesús salió nuevamente a la orilla del mar; toda la gente acudía allí, y él les enseñaba. Al pasar vio a Leví, hijo de Alfeo, sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: «Sígueme». Él se levantó y lo siguió. Mientras Jesús estaba comiendo en su casa, muchos publicanos y pecadores se sentaron a comer con él y sus discípulos. Los escribas del grupo de los fariseos, al ver que comía con pecadores y publicanos, decían a los discípulos: «¿Por qué come con publicanos y pecadores?». Jesús, que había oído, les dijo: «No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos. Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores».

Meditación

En los colegios suele pasar que un grupito deja fuera del círculo a un compañero(a). Para este(a) esta experiencia es muy dolorosa. Nos gusta que nos incluyan y nos duele que nos excluyan. ¿Te han excluido alguna vez? Ponte en la posición de la persona que se siente marginada por los demás. ¿Te duele?
No dejes que tu círculo se cierre. Ábrelo especialmente a los más solos. Inventa la manera de incluirlos. Si organizas una comida, piensa en ellos. No pongas sillas especiales para nadie. Y, al momento de servirte, hazlo al final. Los demás entenderán que en la mesa de tu casa todos son igualmente importantes.

Comments are closed.